¿Qué es Apananá?

Mientras escribo este post, nuestro querido amigo Rodolfo, nuestro gran oso de peluche que preside y nos acompaña en Apananá, me recuerda el sentido del nacimiento y existencia de Apananá. Como él, Apananá nació de la escucha, la observación y el deseo de acoger, abrazar y sostener a todo el que lo necesite.

Rodolfo nos acompaña pero no nos juzga; nos sonríe con serenidad; expande sus orejas redondeadas para escucharnos con todos sus sentidos; nos lanza una mirada atenta y comprensiva; está incondicionalmente sin inmiscuirse en lo que no queremos; nos transmite la calma y ternura de la que estamos todos tan necesitados.

Y eso es lo que nos gustaría que sintiesen las personas que se acercan a Apananá.

Será porque esa escucha y esa observación nos ayudó a entender que era necesario movilizarse e ir más allá en la Adopción y el Acogimiento; será porque hemos sentido siempre una especial predilección por la infancia y la juventud; será porque nos mueve una incansable vocación y pasión por nuestro trabajo que nada tiene que ver con otras motivaciones materiales. Será porque este es nuestro camino…

El caso es que nos embarcamos en este proyecto, con la esperanza de ofrecer un punto de encuentro y de atención para las familias adoptivas y acogedoras. Ese espacio de apoyo a las familias que ojalá algún día forme parte de las prioridades de las Administraciones.

¿Y cómo ofrecemos nuestro apoyo? Pues poniendo todos nuestros sentidos y sensibilidades como Rodolfo.

La andadura no es fácil y mantenerse y resistir es una lucha diaria.

Nuestro punto fuerte de apoyo es el equipo que hemos conseguido construir, ya que compartimos la misma vibración y humanidad. Nos importa la persona que tenemos enfrente y ponemos en marcha todos nuestros mecanismos personales, profesionales y creativos porque nos preocupa y ocupa su bienestar.

Y aunque sabemos que nuestro trabajo no es salvar, si no acompañar, creemos que ese acompañar no debe faltar.

El acompañamiento debe estar en todas las etapas: desde que una persona o pareja se plantea formar o ampliar su familia a través de la adopción o el acogimiento debe contar con ese apoyo que le forme, pero que a la vez le cuide, porque ese cuidado redundará en beneficio del niño o niña que llegará a esa familia.

Y cuando ese pequeño llega a la nueva familia, para que ésta le entienda profundamente y consecuentemente ajuste sus expectativas a la realidad de su hij@, también debe estar presente ese acompañamiento, porque nadie sabe de todo.

Y cuando llega a la adolescencia, momento de gran cambio y despertar, es importante comprender que ese chico o chica se encuentra en un momento en el que necesita especialmente que su familia le demuestre esa incondicionalidad.

Y cuando el adolescente se convierte en joven y luego adulto, no llega el momento en que “ha superado su adopción o acogimiento” porque como dice el protagonista Randall de la serie “This is us” (que os recomendamos sin dudar) “la adopción es como una radio que suena continuamente; a veces no te das cuenta de que suena pero ahí está y otras veces el volumen está tan alto que no te deja escuchar otra cosa”.

Y todos aprendemos en el camino: profesionales, padres e hijos. Y nuestro objetivo es que aprendamos a remar todos en la misma dirección.

Si quieres acercarte a conocernos te recibiremos con las puertas abiertas y con nuestro querido Rodolfo dispuesto a lo que necesites.

SONY DS

sdr

Anuncios